jueves, 15 de septiembre de 2016

Los ataques del 11 de septiembre y la invasión Irak

Por Juan González


Los atentados del 11 de septiembre 2001, fueron los primeros ataques de gran envergadura que sufre el territorio de Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial,  dejando alrededor de 3 mil muertos, más de 6 mil heridos y afectando las Torres Gemela  y el Pentágono. 

Dichos ataques atribuidos a Al Qaeda, la organización radical islámica fundada por Ossama Bin Laden se convirtieron en un "cheque en blanco" para EEUU llevar a cabo la invasión a Irak en el 2003.

La Administración Bush se enfocó en invadir a Irak bajo la premisa de que Saddam Hussein poseía armas químicas y que estas podían caer en manos de Ossama Bin Laden y los demás miembros de Al Qaeda.

Sin embargo, dos elementos derrumbaban dicho presupuesto, 1) el régimen dictatorial de Saddam Hussein era secular, por tanto, no promovía o apoyaba a grupos religiosos islámicos. 2) Irak tras la Guerra del Golfo 1991 fue sometida a un proceso riguroso de inspección través de la Misión de las Naciones Unidas Encargada de Controlar el Desarme de Irak (UNSCOM), lo que imposibilitaba que pudiese ocultar o desarrollar armas de destrucción masiva.

Es oportuno indicar que gran parte de los actores de la comunidad internacional y en especial potencias aliadas de Estados Unidos como Francia y Alemania, estaban consciente de que la Irak de Saddam no constituía una amenaza para los Estados Unidos ni para Occidente, por lo que se opusieron determinantemente a la invasión del 2003, provocando incluso un fuerte roce diplomático, luego de que el secretario de Defensa de EEUU, Donald Rumsfeld , llamara a Francia y Alemania, de manera despectiva como la "vieja Europa".

Tras los ataques del 11 del septiembre, la Administración Bush, asumió la doctrina de la "guerra preventiva" bajo un esquema de unilateralismo, afectando la legitimidad de las organizaciones internacionales creadas luego de la Segunda Guerra Mundial.

En marzo del 2003, EEUU junto a Reino Unido,  acompañado a un pequeño grupo de países  invadieron a Irak contra viento y marea.

Si bien la invasión a Irak terminó con el régimen de Saddam Hussein, el país quedó sumido en el caos y alborde una guerra civil entre grupos religiosos, que todavía se disputan el control del poder tras la caída del dictador iraquí.

Aunque derrocar el régimen de Saddam, fue relativamente fácil, no fue lo mismo con el control del territorio, en el que miles de soldados de EEUU y sus aliados murieron o fueron lesionados gravemente.


Finalmente, se debe señalar, que el surgimiento del mayor grupo radical islámico en estos momentos, el Estado Islámico (ISIS) que ha llevado ataques en Francia, Reino Unido, Alemania, entre otros países y que controla un territorio importante entre Irak y Siria, surgió como consecuencia de la invasión a Irak en el 2003, por lo que 16 años después de los ataques del 11 de septiembre del 2001, se observa que los errores cometidos por EEUU en la lucha contra el terrorismo mantienen un planeta más inseguro y más expuesto a los ataques por parte de grupos radicales islámicos.

No hay comentarios: